La Dra. Claudia Sheinbaum Pardo

Publicado en por Luis Antonio García Chávez

Dra. Claudia Sheinbaum Pardo, Jefa Delegacional en Tlalpan.

Dra. Claudia Sheinbaum Pardo, Jefa Delegacional en Tlalpan.

La Jefa Delegacional de Tlalpan, Dra. Claudia Sheinbaum Pardo, está metida en un nuevo problema de manera importante. Hace unos días, el Diputado Ivan Texta Solís, presentó un punto de acuerdo en el que solicitó la remoción de su encargo como Jefa Delegacional, con base en el Estatuto de Gobierno del Distrito Federal (máximo ordenamiento vigente en la Ciudad hasta la aprobación de las leyes secundarias de la CDMX y su armonización para que ésta entre en pleno vigor), en particular en el artículo 108, numeral IV que a la letra menciona como una de las causas graves para remover a un Jefe Delegacional:

“Por desempeñar cualquier otro empleo, cargo o comisión en la Federación, Estados, Distrito Federal o Municipios, durante el tiempo que dure su encargo, excepto las actividades docentes, académicas y de investigación científica no remuneradas”.

Reconozco la labor del Diputado Texta al poner este tema sobre la mesa pues no es un caso menor, es un caso de transparencia necesario.

Hay que reconocer que la Jefa Delegacional Claudia Sheinbaum es quizá una de las funcionarias más preparadas de la Capital, Investigadora reconocida en su área a nivel nacional e internacional, que ha desarrollado proyectos de primer nivel incluso para la Organización de las Naciones Unidas. Eso es algo meritorio que nadie le cuestiona.

El cuestionamiento es que, en la página del Instituto de Ingeniería de la UNAM aparece como Investigador Titular “B” de tiempo completo. De hecho ella misma lo declara en su 3 de 3 y atribuye a esta actividad un ingreso anual de $720,000, es decir $60,000 mensuales. Por otro lado, en la Página del Sistema Nacional de Investigadores de CONACYT, en el Padrón de beneficiarios, en el lugar 5534 aparece también la Dra. Claudia Sheinbaum Pardo como investigadora nivel 2, del área 7, del campo de Ciencias de la Tecnología, en la disciplina “Otras especialidades en materia de tecnología”, sin subdisciplina especificada, en la especialidad de energía y la Institución Universidad Nacional Autónoma de México, dependencia Instituto de Ingeniería, subdependencia Ingeniería en Sistemas, Distrito Federal, México, con un estímulo económico mensual de $18,200.

Es decir, basado en el artículo anteriormente citado, el realizar labores de Investigación Remuneradas es causal grave para destituir a un (o en este caso una) Jefa Delegacional.

Ante lo anterior, la Delegación Tlalpan ha sacado un comunicado (que aquí comparto) el cual va acompañado de dos oficios del Instituto de Ingeniería de la UNAM, donde le dan una prórroga (permiso de suspensión de su actividad en el Instituto) para la realización de su actividad como Jefa Delegacional. Ambos son por un año y cubren entre los dos el período del 1 de octubre de 2015 al 1 de octubre de 2017 (cada uno es de un año). Durante este tiempo se le autoriza un goce de sueldo del 5% de su percepción regular. Así que, conociendo la acusación que se realiza y compartiendo la explicación que da la Delegación, para que cada quien  pueda formarse una opinión objetiva, plantearé lo que, a mi parecer, son algunas discrepancias con la explicación de la Delegación y algunas preguntas que, considero, deben ser aclaradas.

  1. Sobre el comunicado de la Delegación Tlalpan.

Me parece que en lo general trata de aclarar las cosas, pero el problema es que, en el fondo muestra un desconocimiento de la ley.

La primera parte que aclara es el tema de la UNAM, donde incluye los dos oficios que se mencionan en los que se suspende su actividad, en cada uno por un año y en donde se dice en el primero “aprobar su comisión con 5% de sueldo 1 AÑO” y en el segundo “aprobar su prórroga de comisión con 5% de sueldo mensual por 1 AÑO”.

Cabe mencionar que no sólo el Estatuto de Gobierno del Distrito Federal prohibiría a la Delegada el realizar labores de Investigación remuneradas, sino que también, la propia UNAM, prohíbe a sus investigadores de tiempo completo la realización de otras actividades remunerativas, pues son investigadores de TIEMPO COMPLETO (anexo también el link al Estatuto del Personal Académico de la UNAM).

Pero la ley es clara y no es sujeta a interpretaciones. El Estatuto de Gobierno habla de actividades no remuneradas. 5% de sueldo mensual es una remuneración. Para ella puede ser menor, pero el servidor público está obligado a cabalidad a cumplir con lo que la ley establece de manera total, no en las partes que considere o a su interpretación. Podrá decir entonces que al estar en permiso no realizaba actividades de Investigación. ¿Entonces la UNAM le ha regalado dinero por dos años?, ¿A razón de qué?, ¿Es correcto, pero sobre todo, legal, que a un investigador que no está realizando tareas le “regalen” 5% de su sueldo por dos años, no por enfermedad o incapacidad, sino para realizar actividades políticas y de gobierno?, ¿Esto es compatible con los bajísimos sueldos de la mayoría de los profesores y profesoras de la Universidad que sí realizan la labor por la que cobran y no están “de permiso”?

Posteriormente trata de aclarar el tema de CONACYT, donde dice que renunció a la beca a principios de abril de este año “por considerar que debido a mi encargo en la Delegación, no podré mantener mi producción académica comparada con los años anteriores”.

Tardó un poco la Jefa Delegacional en darse cuenta… sólo dos años, que estaba recibiendo un estímulo a la Investigación sin estar realizando investigación, pues en el propio oficio de la Delegación Tlalpan habla de que trabaja de tiempo completo en la Delegación.

De nueva cuenta, dice en el comunicado, que “el nombramiento de investigador nacional es un reconocimiento, una distinción, y no un empleo, cargo o comisión públicos” y que recibe por él “un estímulo económico (no una remuneración por un cargo, empleo o comisión). Es decir, no sólo la UNAM le “regala” dinero a Claudia Sheinbaum, sino también el Sistema Nacional de Investigadores. Afortunada mujer. El problema es que ambas instituciones son financiadas con recursos públicos, no con dinero de los funcionarios. Y en la Delegación también cobra con recursos públicos. El Estado es generoso con ella, sobre todo considerando que es una furiosa opositora del mismo.

El problema acá es que Claudia miente, por fortuna, el Estado, gracias a las luchas de la gente, cada día es menos opaco y los estímulos y programas son regulados por ley. En caso del Sistema Nacional de Investigadores, las normas del mismo aparecen el Diario Oficial de la Federación, mismo del que también dejo link al final del artículo. Citaré solo las partes más importantes. Que demuestran la incompatibilidad de lo dicho por la Delegada con lo establecido por la ley.

Cabe recordar que fue a principios de mes cuando renunció a la beca, como ella reconoce, es decir, abril de 2017. Lo dice en su propio comunicado oficial. Pero veamos qué dice el Reglamento del Sistema Nacional de Investigadores

Capítulo X, Sobre Ingreso y Reingreso al SNI, Artículo 23, fracción III: “Para los fines de la solicitud de ingreso y reingreso de los investigadores que ocupen las Cátedras CONACYT, se entenderá que desempeñan sus actividades de investigación científica o tecnológica en la Institución beneficiada a la cual fueron comisionados en los términos establecidos por la normatividad aplicable.” El subrayado es mío.

Dice Claudia en el comunicado oficial de la Delegación Tlalpan que no es una comisión, pero el reglamento habla de realizar su Investigación en la Institución beneficiada a la cual fueron comisionados. ¿Entonces? Y es que al ser recurso público se estimula la investigación que genera beneficio público, no la que alguien haga en su casa. Por eso en el Padrón de Beneficiarios se menciona en que Institución realiza el becado su investigación, en el caso de Claudia Sheinbaum, la UNAM.

Capítulo XI, Sobre la Evaluación, Artículo 32. “Para la permanencia o promoción se considerarán, de manera adicional, la participación en cuerpos colegiados de evaluación científica y tecnológica o cuerpos editoriales; la participación en comisiones dictaminadoras, particularmente las del CONACYT; la comunicación pública de la ciencia; la divulgación y difusión del conocimiento científico o tecnológico; la vinculación de la investigación con los sectores público, social y privado; la participación en el desarrollo de la institución en que presta sus servicios, y en la creación, actualización y fortalecimiento de planes y programas de estudio.”

Según Claudia, todo esto no lo realiza desde octubre de 2015 en donde trabaja de tiempo completo para la Delegación, desde las seis de la mañana y hasta sábados y domingos. Es decir que en todo este tiempo, ni el SIN en su Comité de Evaluación se dio cuenta de que su Investigadora era Delegada, pese a ser noticia ampliamente difundida, ni ella tuvo (hasta inicios de abril de este año) la honestidad de notificarlo.

Capítulo XIV, Sobre los Estímulos Económicos, Artículo 56. “Los miembros del SNI podrán recibir el estímulo económico correspondiente a cada categoría y nivel cuando cumplan los siguientes requisitos: contar con un contrato laboral o convenio institucional como personal activo, vigente y remunerado como corresponde al nivel académico respectivo de por lo menos 20 horas semana mes para realizar actividades de investigación científica o tecnológica en alguna de las dependencias, entidades, instituciones de educación superior o centros de investigación de los sectores público, privado o social de México que tengan por objeto el desarrollo de actividades de investigación científica o tecnológica. Los servicios establecidos en el contrato o convenio deberán ser acreditados por medio de un comprobante de adscripción proporcionado en el formato y con las condiciones que establezca este Sistema.” Subrayados míos.

Es decir. El estímulo no es un presente como parece entenderlo Claudia Sheinbaum. Es un recurso de la Federación por la actividad de Investigación que realiza. Le piden ser personal activo, vigente y remunerado, pero ella estaba “de permiso en la UNAM” y además dice que no recibía remuneración (el 5% de su salario era otro regalo), brindando su labor de investigación en por lo menos 20 horas semana mes. Cosa que en teoría no hace desde octubre de 2015 y que la Comisión de Evaluación del SNI no se enteró, ni ella tuvo a bien éticamente notificarlo sino hasta abril de este año. Imagino que si dona la mitad de su sueldo a MORENA, no le caían mal esos $18,200 al mes que recibía del SNI, más los $3,000 de la UNAM como regalos, no salario, que ella ha de considerar bien merecidos.

Finalmente, en el mismo Capítulo XIV, Sobre los Estímulos Económicos, Artículo 59 se establece que: “La entrega del estímulo económico se suspenderá en los siguientes casos:

I. Por la falta de notificación de los Investigadores Nacionales Eméritos de su situación;

II. Por no presentar un comprobante de adscripción actualizado en los términos de lo establecido en el Reglamento;

III. Por incumplir con las fracciones i, ii, iii y iv del artículo 70 del Reglamento;

IV. Cuando el investigador ocupe un cargo administrativo o de elección popular, y

V. Por jubilación. Se exceptúan los casos de los jubilados que cumplen con el artículo 56 del Reglamento.” Subrayado mío.

Ups. La fracción IV habla claramente de ocupar un cargo administrativo o de elección popular. Claudia es Jefa Delegacional desde octubre de 2015. Pero según su comunicado ella “tomó la decisión de renunciar a la beca”. Pero no era su decisión. El reglamento la obligaba a ello y no debía hacerlo a principios de abril de este año, sino desde el momento que supo que resultó electa.

Hasta aquí el tema del Sistema Nacional de Investigadores en cuanto a sus reglamentos.

Finalmente, en una especie de buscar salpicar a otros funcionarios, nos habla que Miguel Ángel Mancera, y Manuel Granados son profesores de la UNAM y que René Drucker es Investigador. El problema es que al artículo del Estatuto de Gobierno con el cual se pide su destitución habla de las causas graves para destituir a un Jefe Delegacional, lo cual no es el caso de ninguno de los tres antes mencionados.

Las causas para destituir al Jefe de Gobierno se establecen en el artículo 66 del mismo Estatuto de Gobierno y en ningún momento se menciona entre ellas la de desarrollar una labor docente. En el caso de Mancera y Granados, mientras sus horarios en que den cátedra no se contrapongan con los horarios de su labor en gobierno, no hay absolutamente nada irregular ni punible. En el caso de René Drucker, a él le corresponderá aclarar si ocupando un cargo administrativo, sigue perteneciendo al Sistema Nacional de Investigadores, como acusa Claudia Sheinbaum y, de ser cierto, sujetarse a la sanción que corresponda.

  1. Sobre el tema en general.

Felicito al Diputado Iván Texta Solís, por poner este tema en relevancia y buscar que exista transparencia en el ejercicio público en la Ciudad de México. Me queda claro que Claudia Sheinbaum viola la ley, al ser Jefa Delegacional y debe ser destituida además de haber defraudado al Sistema Nacional de Investigadores por prácticamente año y medio, lo cual tendrá que tener también una sanción aplicable.

Dejo las siguientes preguntas al aire sobre los temas no tan claros.

  1. ¿Es correcto que la UNAM pague 5% de su sueldo a alguien que no trabaja mientras los salarios de tantos profesores son bajísimos?

 

  1. ¿Por qué en la página del Instituto de Ingeniería de la UNAM no se aclara que su Investigadora está de comisión?

 

  1. ¿Por qué la UNAM, Institución a la que estaba comisionada, no dio aviso al Sistema Nacional de Investigadores sobre dicha situación?

 

  1. ¿Por qué la comisión de evaluación del SNI ni siquiera se enteró, cuales son los métodos en que evalúan, que trabajos o informes recibieron este año y medio, cómo realizan su función, cuál es su nivel de responsabilidad en el caso?

Me queda claro que muchas de estas cosas habrán de responderse en próximas fechas y que, como es costumbre, en lugar de reconocer de un acto de corrupción, de la violación flagrante de la ley y de una falta de ética, el discurso de MORENA será que fuerzas obscuras atacan a la pobre Claudia porque puede ser Jefa de Gobierno. La victimización siempre en lugar de responder a un claro caso de corrupción.

Muchos amigos que he leído dicen que, no es malo, que al contrario, les da orgullo que ella sea una gran investigadora y que tengamos políticos preparados. Ese tema lo comparto. Me parece que, en la parte académica, deberíamos tener más funcionarios con la calidad de Claudia Sheinbaum, pero eso no da derecho a violar la ley ni a desfalcar al erario público, pues estos más de $20,000 que cobró por más de año y medio sin merecerlos, sin realizar ninguna labor para ello, son recursos públicos que serían bien aprovechados para otros temas.

Ojalá que esto destape la cloaca del SIN y veamos que los miles de Investigadores que reciben estímulos económicos, realmente cumplan con los criterios por los que les son otorgados y que no haya más casos como éste. Por desgracia, lo más probable es que sean abundantes.

Así que ¿se debe sancionar a Claudia Sheinbaum?, con apego estricto a la ley, la respuesta es sí, debe ser destituida, más lo que legalmente proceda por su fraude reconocido al SNI. Pero también se debe investigar a todos los funcionarios de la UNAM y el propio SNI que tengan responsabilidades jurídicas y/o administrativas por este tema.

 

Luis Antonio García Chávez, Franky

Suscribo a título personal y soy responsable único de lo aquí expuesto, aunque soy #OrgullosamenteGalileo

Comentar este post